Parece mentira… «usos con indicativo y subjuntivo»

Parece mentira…: usos con indicativo y subjuntivo

Para la este artículo me he servido del manual de María Luz Gutiérrez Araus (Catedrática de lengua española UNED), Problemas fundamentales de la gramática del español como 2/L. Este manual es el que utilizamos en el máster de profesores de español del Instituto Cervantes (UNED).

Como sabéis, el uso del subjuntivo es un tema complejo, especialmente para los estudiantes cuya lengua materna que no pertenece a la familia de lenguas romances.

En el caso que nos ocupa, nos enfrentamos a frases compuestas por dos oraciones. Todas tienen como oración principal Parece mentira , lo que varía es la proposición subordinada.

Parece mentira + subjuntivo

Uno de los usos del subjuntivo está vinculado a los juicios de valor, en este caso utilizando el verbo parecer (parece justo, parece bien, parece mentira).

Así pues, nos encontramos ante la estructura Parece mentira + que + subjuntivo.

El uso del subjuntivo es obligado, ya que estamos exponiendo un juicio de valor.

¿Has conocido a María? Sí, parece mentira que tenga tanto sentido del humor, con lo seria que es.

Parece mentira + indicativo

No obstante, se debe utilizar el modo indicativo cuando describimos una percepción o un hecho. Es el caso de los siguientes ejemplos, donde se constata un hecho desde una modalidad exclamativa.

Parece mentira + lo + que + indicativo

Parece mentira + lo + adjetivo concordado + que + indicativo

Parece mentira + sintagma nominal + que + indicativo

Parece mentira + cómo /cuánto + indicativo

En estos casos, estamos ante una modalidad exclamativa, donde expresamos una sorpresa ante una realidad constatada y equivale a mira, observa, etc.

¿Has conocido a María?

Sí, parece mentira lo que ha contado, con lo seria que parecía.

Sí, parece mentira lo simpática que es, con lo seria que parecía.

Sí, parece mentira el sentido del humos que tiene, con lo seria que parecía.

Sí, parece mentira cuánto sentido del humor tiene, con lo seria que parecía.

Sí, parece mentira cómo cuenta las cosas, con lo seria que parecía.

Como veis, no es tanto la estructura parece mentira, sino la intención comunicativa que tiene el hablante. Si se emite un juicio de valor se utilizará el subjuntivo, pero si se expresa sorpresa sobre un hecho, se usará el indicativo.

Como cada alumno tiene su forma de aprendizaje, el profesor debe adaptarse a la manera de aprender de cada estudiante, por eso es muy importante que los estudiantes de español busquen profesores con una sólida formación académica.

Así pues, estas estructuras las podemos aprender de una forma analítica, generativa o usando ambas a la vez, ya que no son incompatibles entre sí.

El estudio de la gramática generativa propone el aprendizaje de las estructuras gramaticales dentro de diferentes situaciones comunicativas y evita explicaciones gramaticales complejas.

Referencias:

Gutiérrez Araus, Mª Luz (2004: 2015) Problemas fundamentales de la gramática del español como 2/L. UNED. Madrid.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Hola,
¿En qué podemos ayudarte?